Quienes Somos

Somos un ministerio para ayudar a los cristianos, hombres y mujeres, a escapar del pecado sexual para siempre, a través de nuestros testimonios de libertad y nuestra capacitación, de tal manera que puedan hallar libertad permanente y una relación personal con Dios.

Visita el enlace para más información >> ¿Por qué existimos?

¿Necesitas Ayuda para ser Libre del Pecado Sexual?

Libres en Cristo cuenta con diferentes programas específicos de ayuda.
Visita nuestros programas de ayuda:

Separado de tu esposa y empezando un noviazgo

//Separado de tu esposa y empezando un noviazgo

Separado de tu esposa y empezando un noviazgo

La mayor parte de mi trabajo actual de consejería es con hombres que se han separado de su esposa por la infidelidad de ella.

Conforme su proceso de recuperación avanza, surge la idea de casarse de nuevo. Esa es en sí misma una idea muy sana. También es una idea que tiene consideraciones especiales en la práctica.

Acepto que hay muchas aristas que discutir acerca de lo que la Biblia dice sobre divorcio y nuevo matrimonio. Esta no será la ocasión en la que hablaremos de esos temas. En esta nota solamente te invito a contemplar un escenario específico:

Me refiero a los hombres que quieren empezar una nueva relación después de haber vivido la infidelidad de su esposa, y se definen como “estoy separado (pero no divorciado)”.

En mi opinión el estado “separado pero no divorciado” es el más vulnerable para que un hombre caiga en pecado sexual. La razón de esta susceptibilidad al pecado es que no hay necesidad de establecer un compromiso a largo plazo. No el mismo compromiso con la santidad y la exclusividad que requiere un matrimonio. Este escenario también falla en representar el modelo de fidelidad que Dios pone como ejemplo entre Él y la Iglesia como esposa. Es un estado que involucra tres personas en vez de dos. Incluso puede ser peor, si hombre y mujer se consideran “separados pero no divorciados” y cada uno tiene aparte su propio cónyuge.

Los escritores de la Biblia insisten en que solamente es posible un matrimonio entre dos personas:

Pero en vista de tanta inmoralidad, cada hombre debe tener su propia esposa, y cada mujer su propio esposo. El hombre debe cumplir su deber conyugal con su esposa, e igualmente la mujer con su esposo. La mujer ya no tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposo. Tampoco el hombre tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposa. No se nieguen el uno al otro, a no ser de común acuerdo, y sólo por un tiempo, para dedicarse a la oración. No tarden en volver a unirse nuevamente; de lo contrario, pueden caer en *tentación de Satanás, por falta de dominio propio. Ahora bien, esto lo digo como una concesión y no como una orden. 1 Corintios 7:2-6 NBD

Aunque este pasaje se refiere a “separación temporal por mutuo acuerdo de oración”, la Biblia entera llama a la reconciliación en tiempos de separación por motivo de conflicto (Mt. 5:23-24).

Arriesgando ser repetitivo, te invito a considerar de nuevo y despacio la idea:

Estar separado de tu esposa (significando que no se ha finalizado un proceso de divorcio) significa que sigues casado. Estar separado de tu pareja pero no divorciado no te permite tener un noviazgo. Si tienes esposa o esposo, y también tienes novia o novio, ante Dios sigue siendo adulterio.

Considera que ni la ley de Dios ni la ley civil permiten tener otro matrimonio si ya estás en uno. Al menos en nuestro país la ley civil permite acuerdos de separación. Pero se hacen con el fin de establecer un orden para la manutención de los hijos y la administración de los bienes. Pero un acuerdo de separación no equivale a que tu estado civil haya cambiado. En sentido estricto, un acuerdo legal de separación no equivale a una licencia matrimonial.

Otro argumento es “si tengo novia formal, al fin mi esposa se verá orillada a darme el divorcio”. Si vas a buscar el divorcio debería ser con un corazón limpio, bajo consejería y obediencia a la Biblia. El objetivo debe ser empezar una nueva vida en santidad. Pero usar a otra persona para manipular la decisión de tu esposa es algo cruel. Es difícil esperar la bendición de Dios en una relación cuya motivación tiene intenciones ocultas.

Deseo con todas mis fuerzas ver la restauración de los hombres que han vivido la infidelidad de su esposa. Eso significa reconciliados con su esposa o empezando un segundo matrimonio. Por eso me quiebro por dentro cuando veo la cara de felicidad de un amigo cristiano “separado” que me cuenta de su nueva novia, y debo recordarle que aún  tiene esposa. No encuentro argumento bíblico para darle vuelta a esto.

Esfuérzate por obedecer la ley de tu país y la ley de Dios con respecto a tu estado civil. Busca la bendición pastoral en tu relación por parte de una iglesia. Hay opciones para salir del estancamiento del proceso de divorcio. Pero empezar una relación de pecado nunca será una de ellas. Empezando una siguiente relación en pecado nunca traerá restauración ni bendición.

2016-10-28T18:55:53+00:00 7 octubre, 2016|Categorías: Si tu pareja fue infiel|Temas: , , |7 Comentarios

Acerca del Autor:

Vine a este ministerio por mi necesidad de salir del pecado sexual. Por gracia de Dios él me salvó del pecado y me permitió servir a otros luego como consejero. Ahora trabajo como Director Ejecutivo en esta organización. Contribuyo en este blog notas que tomo de lo que actualmente estoy leyendo, y respuestas a preguntas que los lectores hacen.

7 Comentarios

  1. Pedro Pineda 10 octubre, 2016 at 5:41 pm - Responder

    Que bueno que sigan con ese programa la verdad a mi me ayudó mucho y de echo estoy saliendo con una nueva pareja y ya llevamos un maravilloso mes, siempre existe el miedo a que vuelva a pasar la misma mala experiencia. Estoy bien ilusionado y tratando de no cometer los mismos errores del pasado para que esta vez sea diferente y sobre todo para toda la vida. Dios los bendiga por toda la ayuda brindada.

  2. R. Ramos 10 octubre, 2016 at 7:03 pm - Responder

    Estoy totalmente de acuerdo con el artículo. No se puede empezar una relación si aún no se terminado con la otra relación. Una persona puede estar separada pero si continúa legalmente casada esto hace que exista un vínculo legal que une a esas personas.

  3. Yova Jerez 11 octubre, 2016 at 8:12 pm - Responder

    Estoy de acuerdo con el tema. Solo agregaría que no solo debería de ser o cumplir con un tema legal, sino que también debe ser lo que tu corazón siente o desea, ya que recordemos que de tu corazón emana la vida.
    Y tus futuras acciones formaran tu nueva vida. Piénsalo bien que es lo que te da paz, a veces una relación o una compañía solo te hace no sentirte solo, pero te da esa paz, confianza en ti mismo y ser como tú quieres ser sin mascaras.
    En este punto no sabemos cuál es el camino correcto y cual tomar, pero Dios nos ha dicho vengan a mí que les mostrare el camino.
    Pues preséntaselo a El y El té guiara.

  4. Angeline 29 agosto, 2017 at 1:34 am - Responder

    Y si tienen años de separados pero por el dinero y por las leyes del pais no se hab logrado divorciar, de echo está en proceso en el juzgado desde hace dos años (son como 10) y vivimos hace años juntos. Que debemos hacer ahora que nos hemos convertido a Dios?

    • Ernesto Mejia 31 agosto, 2017 at 10:34 am - Responder

      Angeline, entiendo que tu situación es delicada y que recién se han convertido a Dios, pero uno de los dos o ambos están casados aún. Esta es una solución que ambos deben buscar con la ayuda del pastor de su congregación, él es la autoridad que puede guiarlos en este proceso. Pero en general, antes o después de haber aceptado al Señor como Salvador, tú y tu novio están viviendo en adulterio. No hay forma de evitar la definición. Insisto, necesitan la guianza del pastor de su congregación para tomar pasos para salir de esta situación.

  5. Mary Guaman 27 septiembre, 2017 at 11:15 am - Responder

    Soy casada pero llevo 5 años que ya no ay nada con mi pareja.y ahora esto una religión cristiana y estoy enamorade.de otro cristiano.por lo cual ya nos conocemos por 3 años que debo aser ahora

    • Ernesto Mejia 29 septiembre, 2017 at 11:23 am - Responder

      1) Leer esta nota otra vez, eso puedes hacer. Las ideas principales son “si estás casada y tienes al mismo tiempo un novio, tú estás en adulterio”, y “busca consejería para salir de esta situación y poner en orden tu estado civil”. 2) Buscar arrepentimiento de esta relación en la que estás, y permanecer sin una relación hasta que hayas puesto en orden tu estado civil.

      El hecho de que tu novio sea cristiano no valida la relación, ni tampoco el hecho de que ya lleven 3 años.

Deja tu Comentario

¿Necesitas Ayuda para ser libre del pecado sexual?
Inscríbete hoy en nuestro programa de consejería en línea.
Empieza haciendo clic aquí