Quienes Somos

Somos un ministerio para ayudar a los cristianos, hombres y mujeres, a escapar del pecado sexual para siempre, a través de nuestros testimonios de libertad y nuestra capacitación, de tal manera que puedan hallar libertad permanente y una relación personal con Dios.

Visita el enlace para más información >> ¿Por qué existimos?

¿Necesitas Ayuda para ser Libre del Pecado Sexual?

Libres en Cristo cuenta con diferentes programas específicos de ayuda.
Visita nuestros programas de ayuda:

Liz: Lo bueno que hay en mí fue comprado en la cruz

Inicio/Testimonios para Animarte/Liz: Lo bueno que hay en mí fue comprado en la cruz

Liz: Lo bueno que hay en mí fue comprado en la cruz

Este año 2016 marcó un momento crucial en mi vida. Comenzaba el año como cualquier otro, había dejado de confiar, de creer, de tener un propósito real para mi vida.

Anhelaba ser amada, tener un amor real y verdadero pero al mismo tiempo no sentía que lo mereciera, ¿qué podría haber bueno en mí?

Las dudas, pecados ocultos, condenación y desesperación me llevaron a caminos equivocados, pero tuve que tomar una de las primeras decisiones trascendentales en mi vida: pedir ayuda y reconocer que había algo mal en mí. Fue así que escribí a Libres en Cristo.

Cuando inicié el curso de Visión Clara, creí que sería un intento más que no concluiría. Sin embargo, cada lección me llenaba de esperanza. Me di cuenta que Dios me quería hacer libre, que a pesar de todo Él me amaba como yo nunca lo había entendido.

Saber que alguien más había pasado por lo que yo pasaba fue realmente alentador y cada lección representaba un reto. Tuve miedo, pero también tuve que ser valiente al dar pasos de fe y en cada uno de ellos Dios me sorprendía. Pude palpar su gracia, su amor, pude en verdad conocerlo.

Visión Clara fue el proceso que me permitió reconocer mi necesidad de Dios, pude ser libre desde raíz, me enseñaron herramientas para seguir en pureza y santidad.

Agradezco infinitamente primeramente a Dios por Su increíble amor, por este ministerio de Libres en Cristo, por mi familia y por cada una de las personas que me han apoyado.

Termino este año enamorada,  llena de esperanzas, sueños, planes, que a pesar de que no pueda siquiera imaginarlos, sé que tengo un Dios que me ama y que tiene un plan perfecto para alguien tan imperfecta como yo.

Ahora soy parte de este ministerio, me han dado la oportunidad de ser mentora  y en este curso de preparación he aprendido cuánto Dios ama a su iglesia y a sus hijos. Y así como cuando David mató a Goliat con su propia espada, de esa misma manera, Dios ha puesto en mis manos el arma con la que el enemigo quería destruirme.

Sólo puedo decir  ¡gracias! Lo bueno que hay en mí, fue comprado en una cruz, por amor. Dios ha dado sentido a mi vida, aún en cada prueba y en medio de la confusión, ¡yo sé quién es Él!


Liz Jiménez, Libres en Cristo México.

2017-01-11T09:45:44+00:00 23 Diciembre, 2016|Categorías: Testimonios para Animarte|Temas: |1 Comentario

Acerca del Autor:

Un Comentario

  1. Betty 23 Diciembre, 2016 at 5:17 pm - Responder

    Dios es fiel!
    Lo que un día fue un trofeo en manos del diablo, hoy es un trofeo resplandeciente en manos de Dios para avergonzar al diablo y ser luz en el camino de oscuridad que otros están pasando.

Deja tu Comentario

¿Necesitas Ayuda para ser libre del pecado sexual?
Inscríbete hoy en nuestro programa de consejería en línea.
Empieza haciendo clic aquí