Quienes Somos

Somos un ministerio para ayudar a los cristianos, hombres y mujeres, a escapar del pecado sexual para siempre, a través de nuestros testimonios de libertad y nuestra capacitación, de tal manera que puedan hallar libertad permanente y una relación personal con Dios.

Visita el enlace para más información >> ¿Por qué existimos?

¿Necesitas Ayuda para ser Libre del Pecado Sexual?

Libres en Cristo cuenta con diferentes programas específicos de ayuda.
Visita nuestros programas de ayuda:

¿Dios bendice con hijos a una pareja en adulterio?

Inicio/Si tu pareja fue infiel/¿Dios bendice con hijos a una pareja en adulterio?

¿Dios bendice con hijos a una pareja en adulterio?

“Mi esposo vive con una mujer que está casada con otro hombre. Hoy me enteré que ella está embarazada. Entiendo que los hijos son una bendición de Dios para una pareja. Si Dios condena el adulterio, ¿por qué los bendice así?”

Hoy leí esta pregunta, que es muy frecuente entre nuestros lectores. Trataré de responder a las preguntas pequeñas dentro de la pregunta mayor que ella hace. Aunque las respuestas son para una esposa, éstas aplican tanto para hombres cuya esposa fue infiel, como para mujeres cuyo esposo está con alguien más.

 

¿Dios condena el adulterio?

Seamos estrictos en apegarnos a la Biblia para definir la relación de tu esposo con ella. Ambos están en pecado.

¿No saben que los malvados no heredarán el reino de Dios? ¡No se dejen engañar! Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los sodomitas, ni los pervertidos sexuales (…) heredarán el reino de Dios. 1 Corintios 6:9-10 NVI

Cometen adulterio con solo mirar y nunca sacian su deseo por el pecado. Incitan a los inestables a pecar y están bien entrenados en la avaricia. Viven bajo la maldición de Dios. 2 Pedro 2:14 NTV

Dios no bendice al individuo que está en pecado, ni a la pareja que está en adulterio. Quien escoge el pecado y no se arrepiente escoge una vida de maldición y separación de Dios.

 

¿Dios bendice al pecador con un embarazo?

El argumento de que los hijos son una bendición es una verdad:

Los hijos que nos nacen son ricas bendiciones del Señor. Salmos 127:3 DHH

Pero aquí aplica el refrán “un texto sin contexto, es sólo un pretexto”. Cuando un versículo se saca de su contexto, si no se estudia el capítulo completo, o no se toma en cuenta todo lo que otros libros de la Biblia dicen, entonces puede usarse como pretexto para pecar. La Biblia no se contradice a sí misma.

Quien está en pecado usa este versículo a su conveniencia:

“Nunca debimos casarnos, la prueba de que Dios no estuvo con nosotros es que no tuvimos hijos. Ahora mi destino es estar con mi amante, es lo que Dios quiere. La prueba es que con ella si tuve un hijo, y eso muestra que Dios bendice nuestra unión.”

Tal vez es el argumento que está usando tu pareja para manipularte. Puede ser algo que tú mismo te repites y crees. También puede ser lo que el amante de tu pareja te echa en cara para que te duela. Cualquier versión es una mentira para manipularte.

 

¿Qué quiere decir ese pasaje entonces?

Los Salmos 126 y 127 narran el regreso del pueblo de Israel del exilio en Babilonia. Todo el pasaje es una exhortación a la fidelidad en medio de la adversidad. Lo cantaban aquellos que permanecieron fieles a Dios durante el exilio. Este canto termina con una promesa: “Los hijos que es nacerán cuando hayan regresado a Jerusalem, serán su legado, serán como flechas, son la evidencia de que su historia aún tiene esperanza”. Es una hermosa canción para un tiempo de peregrinación, algo propio de la historia del pueblo de Israel. Ese no es un versículo dedicado a las parejas embarazadas en adulterio. Usarlo para justificar una infidelidad es una ofensa a la Biblia.

 

¿Cuál es la recompensa por el adulterio?

Necesitas ser libre de la idea de que el pecado se premia con hijos. La Biblia dice que sin arrepentimiento, la recompensa del adulterio es la muerte:

Pues la paga que deja el pecado es la muerte. Romanos 6:23 NTV

 

¿Por qué nacen entonces hijos de una relación de adulterio?

Por irresponsabilidad, por venganza, por deseo de demostrar quién gana. Recuerda que sólo es necesaria la mera unión sexual de dos personas para producir un bebé. Dos personas que ni siquiera pueden estar pensando en que están engendrando una vida nueva. Ese bebé nacerá en un hogar separado. Tanto su padre como su madre ya están medio ausentes de su vida, pues tienen otro hogar y otra familia. Eso es tremendamente injusto pues ese bebé no tiene la culpa de venir al mundo en esas condiciones y de que lo exhiban como premio. Dios se encargará de ese bebé, y tiene planes de bien, un futuro y una esperanza para él. Pero las condiciones de su crianza serán muy difíciles.

 

¿Por qué tú no tienes hijos aún?

Puedes estar lidiando con infertilidad, y eso puede tener causas fisiológicas no relacionadas con el pecado de tu pareja. Pero también puede haber una verdadera intervención divina para que no tengas hijos en este momento.

Piénsalo bien. Si tu matrimonio está pasando por la infidelidad, ¿para qué traer a un hijo al mundo? ¿Qué quieres probar?

Terminaré estos argumentos uniéndolos para responder a la persona que preguntó al inicio. Lee:

“Tu esposo está en adulterio. Vive con otra mujer que tiene a su propio esposo, y si no se arrepienten, la paga de su pecado será la muerte. Ella está embarazada pero eso no evidencia que Dios la esté premiando. Es un acto irresponsable haber engendrado a un niño en un hogar donde dos personas están en adulterio. Esto te deja a ti lista para creer en un Dios soberano que sigue en control, sigue siendo justo y te ama”.

2016-10-28T18:55:53+00:00 18 Octubre, 2016|Categories: Si tu pareja fue infiel|Tags: |5 Comments

Acerca del Autor:

Vine a este ministerio por mi necesidad de salir del pecado sexual. Por gracia de Dios él me salvó del pecado y me permitió servir a otros luego como consejero. Ahora trabajo como Director Ejecutivo en esta organización. Contribuyo en este blog notas que tomo de lo que actualmente estoy leyendo, y respuestas a preguntas que los lectores hacen.

5 Comentarios

  1. Luisa Maria 18 Octubre, 2016 at 10:22 pm - Responder

    Yo he seguido por un tiempo su blog y redes, el día de hoy me tope con este articulo ¿Dios bendice con hijos a una pareja en adulterio? Entiendo perfectamente lo que dice, pues claro que los hijos que nacen en estas condiciones tienen una crianza difícil, y yo que soy hija de un padre adultero, pues soy su tercera hija de cinco que tiene, pues yo no estoy reconocida legalmente por él, y mi madre me crió, tengo un solo apellido y es un fastidio cuando pregunta por el segundo, me recuerdan el error de mis padres, mi padre lo busque a los quince años y no me recibió, me dijo que yo era un producto de su pecado y que Dios lo había perdonado y por ende sus pecados estaban muertos, es triste que un hijo que no pidió venir al mundo, que no es responsable de las decisiones de sus padres tenga que lidiar con tanto desprecio y desprecios que duelen. A parte de la complicación que es lidiar con la ausencia de figura paterna.
    He de ser honesta, me molesto mucho leer el titulo de un artículo, porque yo sé que yo y soy una bendición para mi madre. Y la pregunta es similar si los hijos producto de la fornicación son una bendición. O bien si de todos modos los hijos de una pareja disfuncionales es una bendición, claro que sí, el soplo de vida es una bendición. Las condiciones del nacimiento no deberían de ser cuestionas, yo entiendo que una, que es hija “bastarda” es víctima de una situación y muchas veces incluso de maldiciones de corazones heridos, donde uno no tiene absolutamente nada, al final es una, la guinda del pastel tres o cuatro adultos enfermos irresponsables que no pudieron lidiar con su vida, ni con los mandamientos que Dios tiene para nuestras vidas… y si los hijos son una bendición, son una vida que viene a este mundo con un propósito, que uno u otro no estén de acuerdo no es problema del [email protected], es problema de la mala educación y lo enfermo del corazón de adultos irresponsables.

    • Sally 6 Febrero, 2017 at 8:04 pm - Responder

      Yo también soy hija engendrada fuera del matrimonio, e insólitamente criada por la esposa de mi papá y no por mi madre biológica. Las circunstancias que cada uno atraviesa sirven, por muy malas que parescan, e incluso en medio de ellas piedes lograr encontrar un propósito. Te cuento algo de mi: yo fui bien rebelde de niña y adolescente, pero gracias a Dios que esa rebeldía se tornó en tenacidad para lograr cosas difíciles. Hoy soy ingeniera graduada y licenciada, y con grandes aspiraciones de adoptar niños más que de parir de mi cuerpo, y fundar organizaciones de ayuda a la gente de la calle; tengo una carga fuerte por los niños abandonados y/o de hogares disfuncionales que terminen en las calles, drogas, prostitución… porque de alguna manera yo también crecí en un no-ejemplo de hogar. Espero Dios poco a poco me vaya entregando más armas necesarias para lograr mi objetivo, algunas ya las tengo. Te invito a que evalúes más en TU corazón (no el de tus padres) y descubras tus potenciales. Saludos!

  2. Perla 18 Diciembre, 2016 at 7:28 am - Responder

    Luisa María. Dios es misericordioso y pago por nuestros pecados. Y los hijos que nacen en adulterio o fornicacion son una bendición si o si.
    Cuando nosotros muramos ya recibiremos juicio en el Cielo.
    Ahora sí una pareja peco estando casada y siguen juntos y teniendo hijos es una voluntad permisiva de Dios. Más no si voluntad plena o espiritual. Sin embargo Dios es bueno y por algo lo permitió. O para algo.
    Creo y pienso que Dios es bueno pero debemos cuidar no caer en iniquidad.
    Mi vida es muy parecida a la tuya y siempre he creido que soy un milagro de Dios y un sueño de bendición para muchos.
    Tú eres bendición y serás bendición

  3. Fabián 14 Marzo, 2017 at 2:12 pm - Responder

    Expongo el siguiente caso: Un hombre casado, con hijos, le es infiel a su mujer, y finalmente decide abandonarla, argumentando que está enamorado de su amante, y se avecina un hijo con ella.
    Además, él dice conocer a Cristo, y estar seguro de su salvación, pero aún así toma la decisión de irse de la casa e iniciar una nueva vida con su amante.
    Con el tiempo, ella, una mujer atea, dice conocer a Cristo y comienzan juntos a asistir fielmente a una iglesia local.
    El hijo, ya nació, y los tres forman en la actualidad una familia.
    Él sostiene con fuerza que Dios lo perdonó, y que no volvería a serle infiel a su actual conviviente. Desea divorciarse de su mujer y casarse, para estar en regla con Dios y recomenzar una nueva vida, que supuestamente agrade a Dios.
    ¿Dios puede bendecir una relación cómo ésta, originada en el adulterio mismo?

    • Ernesto Mejia 22 Marzo, 2017 at 10:22 am - Responder

      Amigo, la pregunta importante no es si Dios bendice o no una relación así. En el asunto que expones, ninguno de los dos, el hombre infiel y la mujer que está con él, pueden llamarse cristianos. Ser infiel y estar seguro de su salvación, esas dos frases no pueden ir juntas. El espíritu Santo es el que provee la seguridad de la salvación, y también el Espíritu Santo convence de abandonar el pecado. Alguien que se siente cómodo con su pecado no tiene al Espíritu Santo consigo.
      Una mujer puede conocer a Cristo pero eso no la hace una mujer salva. Satanás también conoce a Cristo, ¿no?
      La mera asistencia de ambos no atrae sobre ellos bendición de Dios. No es la asistencia a un templo lo que marca al cristiano como tal, sino el arrepentimiento de pecado.
      Como bien dices, una ironía del adulterio es que quien lo practica jura que para siempre será fiel a la persona con quien fue infiel. ¿Qué garantía tienen ambos de que el otro no los cambiará por alguien más cuando las condiciones idóneas vuelvan a repetirse?
      “Divorciarse para así estar en regla con Dios”, no es lo que la Biblia dice. La Biblia dice “arrepentirse del pecado y dejarlo, para estar en reconciliación con Dios”. La Biblia también dice “confesar el pecado unos a otros y enmendar el daño cometido, para estar en reconciliación con los demás”. El cambio de estado civil no limpiará a ninguno del pecado cometido.
      Son ideas fuertes pero concisas para ayudarte a desenredar un poco los argumentos que expones.

Deja tu Comentario

¿Necesitas Ayuda para ser libre del pecado sexual?
Inscríbete hoy en nuestro programa de consejería en línea.
Empieza haciendo clic aquí